Terapia de integración sensorial

En MOTIUM también contamos con una amplia formación y experiencia, así como el equipamiento adecuado para ayudarte con tu procesamiento sensorial, tu modulación y respuestas en tus ambientes habituales.

Es importante no confundir el Desorden de Procesamiento Sensorial (SPD), con la Sensibilidad al Procesamiento Sensorial (SPS, también sus siglas en inglés) o Sensibilidad Ambiental (ES) o Persona Altamente Sensible (HSP) pues se considera en la actualidad más como un rasgo innato y no un trastorno. Las personas altamente sensibles suelen tener un procesamiento cognitivo más profundo, prestan más atención a las sutilezas y tienen mayor reactividad emocional, incluyendo una mayor conciencia de los estados de ánimos y emociones de los demás.

Las dificultades de integración sensorial también afectan a la edad adulta, tomando el nombre de Desorden de Procesamiento Sensorial (del inglés Sensory Processing Disorder -SPD). Este “desorden” de procesamiento provoca que nuestro Sistema Nervioso Central (en el cerebro) no organice, gestione y utilice toda la información sensorial que recibe (visual, auditiva, tactil y de movimiento fundamentalmente, aunque también gustativa y olfativa) para dar la mejor respuesta a la actividad y el entorno que nos rodea.

Por lo tanto, si nuestro cerebro no analiza o interpreta dicha información para dar una respuesta modulada, ajustada y eficaz durante nuestro funcionamiento cotidiano, posiblemente, tendremos problemas en el movimiento, las emociones y algunas actividades rutinarias dentro y fuera de casa o sociales. La modulación resultante puede hacer que respondamos “por encima” o “por debajo” o “no respondamos” según las circunstancias estimulares propias y de nuestro alrededor.

You cannot copy content of this page